No pueden oírme, pero yo puedo gritar más.

martes, 20 de marzo de 2012

Aquel adiós frío me dolió, pero hay cosas que solo se las digo al folio.

Pero te vas a dormir sin nada escrito y con insomnio.


No quiero estar en un corazón que no late por mí.
Recuerdo tu sonrisa y poco más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada